Administración de flotas: sus mitos y verdades II

La administración de flotas tienen sus mitos y verdades. Por ello, en esta segunda entrega, seguiremos desarrollando alguno de sus puntos más controversiales.

La implementación de un sistema de administración de flotas genera descontento en los empleados

Un sistema de rastreo con GPS no se trata de tener una especie de “Gran Hermano” siempre vigilando y controlando minuciosamente a los conductores. Y que por ello tenderán al descontento. Esta administración trata de reducir los costos y ser más eficientes. Lo que precisás, entonces, es que estos trabajen bien para lo que requiere tu empresa, que hagan todo correctamente y no tengas nada de qué preocuparte. Y puedes ofrecerles la oportunidad de hacerlo dándoles beneficios como rutas más cortas, despachos más eficientes y más seguridad mientras manejan. Los conductores también deben entender que, con la localización de flotas, estás dando prioridad a su seguridad.

Las soluciones de este sistema sólo sirven para localizar los vehículos y controlar sus trayectorias

La implementación de un sistema de administración de flotas puede, entre muchas otras cosas, fomentar la seguridad del conductor. Desgraciadamente, los accidentes en los que se ven involucrados vehículos de la empresa son comunes -suman más de un tercio de todos los accidentes de carretera- y cualquier cosa que pueda reducir esa cifra sólo puede ser una ayuda, no un obstáculo. Estas herramientas son exclusivas para los negocios grandes. Cualquier empresa que tenga una flota de vehículos –sin importar la cantidad- puede beneficiarse con la implementación de un sistema de administración de flotas.  Según el anuario del IMT (2017) más del 70% de los accidentes en carretera se debieron a un factor humano –siendo el exceso de velocidad el más común-. Con la adecuada evaluación de los datos obtenidos a través de la telemática, los hábitos de conducción y el estilo de manejo pueden corregirse para garantizar tanto el uso eficiente de los recursos como la seguridad del chofer de camión.