flota

¿Cómo mejorar la conducta de manejo de tu flota?

¿Cómo mejorar la conducta de manejo de tu flota?

Cualquier compañía que utilice una flota de vehículos espera que ésta sea lo más eficiente posible. Una correcta gestión de flota de vehículos se ve reflejada directamente en la productividad, en el ahorro de gastos y tiempo, y en la satisfacción de los clientes.

 

Para tener una flota eficiente es de vital importancia que nuestros tiempos de inactividad sean reducidos hasta el mínimo. Para ello, podemos mejorar el rendimiento que tiene cada ruta, planificarlas con antelación para llegar al destino lo antes posible o adaptar las jornadas laborales, teniendo en cuenta la capacidad vehicular que existe.

 

Realizar una conducción eficiente repercute en los objetivos de la compañía, sobre todo en términos de seguridad y de buen uso de combustible.

 

Es importante recordar que una flota vehicular es un conjunto de activos que no solo ayudan a cumplir ciertas tareas en una empresa, sino que sus unidades son generadoras de capital, al igual que sus operadores. Un vehículo detenido por fallos o falta de mantenimiento, no es funcional a la compañía.

 

Es muy común que las unidades de una flota presenten problemas en los frenos; en los niveles de líquidos, en ejes, en llantas, etc. Por lo que es indispensable contar con un programa de mantenimiento preventivo eficiente que evite el gasto innecesario y que provea de la seguridad necesaria para que los conductores y sus unidades ejecuten correctamente su trabajo.

 

Primeramente, debemos conocer los dos tipos de mantenimiento de una flota:

 

  • Preventivo: tiene una frecuencia determinada por el fabricante y normalmente es definido por el kilometraje, no implica grandes costos y son predecibles.

 

  • Predictivo: es la técnica que permite anticipar y pronosticar el momento en el que los componentes de un autotransporte pueden fallar; basándose en su condición actual.

 

Para que un plan de control y gestión de flotas surta el efecto deseado, debemos prever los obstáculos que puedan entorpecer la productividad empresarial; es decir, evitar que surjan problemas críticos.

 

Por eso, se debe elaborar un programa de mantenimiento preventivo o predictivo de actualización inmediata, para así lograr mantener una línea productiva imparable.

 

Es recomendable realizar capacitaciones a todos los miembros del equipo para brindarles herramientas sobre el cuidado y mantenimiento de los vehículos.

 

Independientemente de la cantidad de vehículos disponibles, debes invertir en herramientas que respalden el control y conservación de tu flota.